Etiquetas

raeHay diversos adjetivos cuyo origen proviene del participio de verbos, como pueden ser abstracto o confuso, que, sin embargo, no pueden aplicarse como formas verbales. Es decir, la frase “Me había confundido” no puede pasar a ser “Me había confuso”.

Hasta aquí, todo claro.

Pero, por supuesto, nos podemos encontrar con algunas excepciones; concretamente, en los participios de tres verbos.

Estos serían freír, proveer (no confundir con prever) e imprimir.

La frase “Había frito un par de huevos” es tan correcta como “Había freído un par de huevos”, al igual que “Me había provisto de provisiones para el viaje” puede sustituirse por “Me había proveído de provisiones para el viaje” y “He impreso un libro” por “He imprimido un libro”.

Como adjetivos, la preferencia (o incluso la exclusividad, en algún caso) es el uso de las formas irregulares frito/provisto/impreso frente a las regulares freído/proveído/imprimido.

Ya digo, estos tres verbos son los únicos que tienen un doble participio. Tenedlo en cuenta.

(Fuente: RAE.es)

Anuncios