Voy a hablar un poco de los blogs de reseñas literarias. En la web hay decenas –o cientos– de ellos, unos mejores y otros peores. En última instancia, que un blog nos parezca bueno o malo dependerá de criterios subjetivos nuestros, claro está, pero hay una razón que creo puede convencer a la mayoría de la gente: la sinceridad.

¿Quién puede juzgar si un libro merece la pena o no? Esta es una pregunta complicada. ¿Los críticos? ¿Los lectores? ¿Los escritores? Pues son todos… y ninguno. Cada persona tiene sus predilecciones, sus gustos –basadas en sus experiencias vitales– y, en definitiva, más allá de la estricta calidad literaria objetiva, el resto son opiniones, sin más. Y en el blog de Una Lolita algo chiflada lo saben. No todo lo que llega es “genial, fantástico, fenomenal, inmejorable”. O, más bien, no tiene por qué serlo para su bloguera. Es precisamente su sinceridad lo que me llevó a pedirle que reseñara mi novela.

En definitiva, lo que quiero decir es que aquí podréis encontrar opiniones sinceras, que no necesariamente coincidirán con otras, pero que están reflejadas sin tapujos. Os recomiendo echar un vistazo y mirar las diversas reseñas. ¿Quién sabe? Puede que encontréis aquí ese libro que no sabíais que buscabais…

Anuncios