Estaba yo navegando por la red tan tranquilo cuando he leído una pequeña crítica sobre la ortografía de una novela (ninguna mía ni de nadie que conozca, por suerte). La autora de dicha crítica se quejaba de la pésima ortografía del libro, que no dudo tendría, aunque lo que más desagradable le pareció fue el uso de una palabra.

Cuarentaicinco.

¿Qué feo queda, no? Pues, señoras y señores, esta palabra es perfectamente válida desde el 2010. Antes, solo los números cardinales inferiores a treinta podían escribirse así (como dieciséis o veinticuatro), pero ahora ya es válido usar esta metodología para cualquier número menor de cien.

Ergo, tanto cuarentaicinco como cuarenta y cinco son formas correctas de referirse al número 45.

Más información en la página de la Fundéu BBVA: http://www.fundeu.es/recomendacion/los-numeros-menores-de-cien-pueden-escribirse-en-una-palabra-866/

Anuncios