Etiquetas

, , , , ,

Madrid, 1605He de reconocer que el nada despreciable tamaño de este libro me ha llevado a tardar más de lo habitual en ponerme con él, a pesar de estar coescrito por Francisco Mendoza y Eloy M. Cebrián. Pero al final todo llega, y aquí está mi opinión.

Para quien no lo sepa, Madrid, 1605 narra la historia de Erasmo, coleccionista de libros y profesor jubilado, y de Pilar, una antigua alumna suya que será de vital importancia para resolver el misterio que Erasmo encontrará al enfrentarse con un auténtico tesoro literario: la crónica de Gonzalo de Córdoba, ayudante y amigo de (don) Miguel de Cervantes.

Los escritores nos llevan a caballo entre la realidad histórica y la ficción mientras, como el propio Erasmo, descubrimos las vicisitudes vividas por el creador del ingenioso hidalgo manchego. Sin embargo, el hallazgo de la antigua crónica es tan solo el principio de las aventuras de nuestros dos protagonistas que, sin saberlo, se están metiendo en la boca del lobo. El Madrid actual se solapa con el de hace más de cuatro siglos, y las andanzas escritas con las vividas.

eloycebrian+franciscomendozaSus casi seiscientas páginas están más que justificadas, pues sus dos tramas principales necesitan espacio para desarrollarse correctamente (y lo hacen).  La experiencia literaria de los dos autores no es baladí, como también veremos por la gran calidad literaria, a la que podemos añadir la excelente labor de investigación realizada, imprescindible en una obra tan ambiciosa como esta.

A pesar de que podéis acabar con los brazos destrozados de sujetar este mamotreto (definición que admito no hace justicia al cuidado acabado del libro), os recomiendo la versión impresa. De todas formas, también podréis encontrar la versión digital, si el médico os ha recomendado no levantar peso. De un modo u otro, si vuestro género es la novela histórica o el thriller, este libro no os defraudará.

Anuncios